Inicio > capital humano, gestion del conocimiento > Las 3 Formas De Desarrollar El Capital Humano En Una Familia.

Las 3 Formas De Desarrollar El Capital Humano En Una Familia.

 

Si a Usted le interesa el futuro de su familia, debería leer el siguiente artículo, en donde además aprenderá a crear un activo sin necesidad de dinero! 

Lo que buscamos es dar a conocer nuestra tesis de que es posible desarrollar capital humano en una familia, para lo cual utilizaremos metáforas y ejemplos para sustentar nuestro planteamiento.

 Uno de los conceptos que está en boga en la teoría de administración de empresas y que ha generado un debate en círculos académicos y empresariales, es la gestión del conocimiento.  Si bien el conocimiento es algo demasiado abstracto para ser gestionado, lo que sí se puede gestionar son los activos del conocimiento.  De acuerdo al profesor Agustí Canals, Director de los Estudios de las Ciencias de la Información y el Conocimiento de la Universidad Oberta de Catalunya, son activos del conocimiento las bases de datos o los documentos (conocimiento explícito), pero también las capacidades concretas de cada individuo (conocimiento tácito).  Añade que también pueden gestionarse otros activos como por ejemplo el espacio físico, de manera que se fomenten las condiciones idóneas para la creación de conocimiento y su difusión si procede.  Algunas multinacionales como 3M e IBM ya están aplicando estos conceptos en sus empresas, en donde ha cambiado el enfoque de administración por procesos y funciones, a una organización basada en las personas y las relaciones entre ellas.  Realmente, estas empresas se toman en serio la premisa de que sus colaboradores son su principal activo.

 Una familia no difiere mucho de una empresa, en el sentido que en ambas existe una historia, valores compartidos, conocimiento explícito que se lo registra de alguna manera, conocimiento tácito que proviene de las habilidades de sus miembros y un ambiente que permite la convivencia.  Aceptar el hecho de que una familia es una organización en la cual las personas que la conforman son lo más importante, es la clave para poder gestionarla de la mejor manera.  Caso contario, se puede llegar a perder el rumbo, originándose problemas de diversa índole, entre los cuales podemos mencionar: la pérdida de valores, el deterioro de los canales de comunicación,  el surgimiento de familias disfuncionales, discusiones conyugales o entre padres e hijos o en el peor de los casos, la desintegración.

 De esta forma, es preciso encontrar mecanismos que permitan mantener la armonía en una familia para que sobreviva y se proyecte a futuro.  Esto es lo que ha permitido a muchos grupos humanos unidos por lazos de sangre perdurar en la historia.  En algunas partes del mundo incluso existen las “casas reales” y en otros se han formado verdaderos “clanes familiares”, debido a que se mantienen los lazos que van más allá de un apellido.  Estas son familias en donde generalmente prima el respeto al ser humano y en donde se valora la historia y la tradición.

 Pasemos entonces con la exposición de las tres formas específicas para crear capital humano en una familia.

 1.       Desarrollar el conocimiento explícito a través del registro de la información de la historia y tradiciones familiares, ya sea en un álbum de fotos, escribiendo una biografía de alguno de los miembros destacados, filmando un evento importante, sistematizando una biblioteca familiar o registrando el árbol genealógico.

 2.       Desarrollar el conocimiento tácito a través de reuniones familiares que promuevan la integración mediante actividades como juegos, canto, baile, conversación, etc.  Es importante potenciar las habilidades de cada uno de sus miembros, para lo cual se puede también efectuar actividades deportivas o artísticas.

 3.       Generar un ambiente que permita la convivencia, por medio de sitios de reunión adecuados, con fotografías familiares, que sean acogedores y que tengan buena iluminación.  Los lugares en los cuales deberá tener especial cuidado serán la sala, el comedor, la cocina y el cuarto de invitados.

 Las tres formas específicas para desarrollar el capital humano en una familia que hemos presentado, le ayudarán para mejorar las relaciones interpersonales.  De esta forma, poco a poco se irá construyendo con base sólida un capital humano que es un activo intangible, el cual será una indudable fortaleza para una familia exitosa.  Qué tal si en la próxima reunión familiar organiza una velada amena en la cual se haga participar a las personas mayores para que compartan su conocimiento de las tradiciones familiares y también se haga participar a los demás miembros en juegos de integración que potencien sus habilidades.  Las próximas generaciones se lo agradecerán, definitivamente!

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: